En general, toda obra civil se compone de nueve etapas, las cuales van desde la planeación y estudio del caso hasta la realización y entrega del proyecto final.

Aquí te explicamos en qué consiste cada una:

Análisis: sin duda, la etapa más importante porque es la que determina factores, limitantes, avances, tiempos de entrega, materiales y demás aspectos.

Identificación de soluciones: a partir de la definición y objetivos del proyecto, se buscan las mejores soluciones (económicas y de tiempo) para la obra civil.

Estudias de viabilidad: son todas las investigaciones que deben realizarse para saber si es correcto construir sobre el área, entre otros aspectos.

Financiamiento: siempre es necesario hacer cálculos sobre los materiales y mano de obra para saber si el dinero alcanza o se requerirá de un crédito.

Planificación: es el plan de acción de la obra, una vez consultado el financiamiento.

Diseño: es la etapa donde se realizan los bocetos de la obra.

Licitación: cuando se pone a concurso el proyecto, para que la empresa con la mejor propuesta realice el trabajo.

Ejecución: es cuando se ponen manos a la obra.


Fuente: obs-edu.com