Tener una casa en buenas condiciones, tanto en interiores como exteriores, siempre es reconfortante para las personas que ahí habitan, y es que da tranquilidad tener un espacio acorde a los gustos de uno.

Y precisamente, para seguir teniendo una casa bonita y agradable, es necesario de vez en cuando darle una manita de gato a distintos espacios. Aquí te compartimos algunos tips de remodelación
que te servirán:

Primero PROYECTA TU IDEA y piensa qué aspectos de tu casa o departamento ya no te gustan tanto o crees que ya llevan mucho tiempo así. Haz un presupuesto y enlista tus ideas para saber por dónde comenzar y, por supuesto, debe ser algo que no quede incompleto.

Si una de tus decisiones es aplicar PINTURA, elige bien los colores para hacerlo. Si son interiores recuerda que sean claro, pues mejorará la iluminación y la sensación de tranquilidad será mayor. Si quieres pintar fachadas, puedes varias tonos y diseños.

Una de las cosas que nunca cambiamos son los INTERRUPTORES
y el cableado. Recuerda que ahí se presentan muchas fallas ya que el polvo y la oxidación de los cables tiende a quedar contactos y apagados. Revísalo y ten presente que puede ser buen momento de elegir unos apagadores más novedosos.

Si tu idea es cambiar totalmente un ÁREA O CUARTO, hazlo y avanza poco a poco en cada área. Por ejemplo, puedes cambiar totalmente tu baño, cocina, sala o recámara. Recuerda que más que un gasto, es una inversión.

Por el contrario, si deseas modificar CIERTAS PIEZAS, haz una revisión de todo tu hogar y anota aquello que ya esté flojo, roto o sea poco funcional. Compra las piezas y cambiarlas. Aquí estoy hablando de llaves, tapas, cristales, espejos, puertas, burós, etc.